“Orlando”, la obra de Virginia Woolf inspirada en Vita Sackville-West, en los Teatros del Canal

Orlando, una de las obras más importantes de la gran Virginia Woolf, ha tenido un hueco entre las representaciones del XXXIV Festival de Otoño a Primavera de Madrid. Virginia Woolf a mí personalmente me cambió la vida y, cuando vi que esta obra tan significativa iba a tener lugar en Madrid, no dudé un segundo en asistir.

Concretamente, se trataba de una adaptación del director Guy Cassiers de la novela homónima de Virginia Woolf. Katelijne Damen fue la encargada de interpretar el monólogo que, con el refuerzo de elementos audiovisuales, guiaban por el viaje de Orlando a través de los siglos y de los dos sexos. Y este es precisamente uno de los puntos fuertes de la novela y de la obra teatral: el cambio de sexo. No perdamos de vista que Virginia Woolf publicó esta novela en 1928 y, si los temas lésbicos ya causaban controversia, no digamos el tema de la transexualidad. Con la ironía y acidez que caracterizaba a Woolf, plantea cuestiones tan retadoras para la época como la “necesidad” de las mujeres para casarse, las ventajas y desventajas de pertenecer a cada uno de los sexos y el dilema que le surge a Orlando al cambiar de sexo cuando se sigue sintiendo igual por dentro.

La obra de Orlando surge a raíz la relación que Woolf y Vita Sackville-West mantuvieron y de la que hemos podido saber gracias a la publicación de algunas de las cartas que se escribieron mutuamente.
Vita era una mujer con una actitud marcadamente masculina y que no dudó en “jugar” con este aspecto al hacerse pasar en algunas ocasiones por un hombre. ¿Se sentía ella un hombre? Por parte de la misma Vita Sackville-West no tenemos una respuesta a la pregunta, pero lo que sí tenemos es el reflejo que de ella trazó Virginia Woolf en Orlando y que se convirtió en una de las grandes obras del siglo XX.

Como única pega: aunque se disponía de paneles de traducción (el monólogo estaba íntegramente en neerlandés), tener que estar más pendientes de la lectura obligaba a perderse matices de la expléndida actuación de Damen.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: