Reseña de "Pan de limón con semillas de amapola" de Cristina Campos

Tarde o temprano, la decepción tenía que llegar.

Comencé a leer este libro por insistencia de una amiga. De entrada, la historia no iba mucho conmigo pero como las sinopsis a veces no cuentan todo, como vi taaaan buenas críticas por todas partes al libro, como hasta se va a hacer una película dirigida por el prestigioso Benito Zambrano, etc., etc. Me puse a leerlo y dejé atrás los prejuicios.

Mala hora. Quizá sea por las gafas violetas, que me hacen poner el filtro morado sobre todo pero, sinceramente, me pregunto cómo Planeta ha publicado este libro. Y más al leer en los agradecimientos que el equipo de la editorial que apoyó a Cristina Campos, fue mayoritariamente femenino.

La sinopsis nos dice:

Durante el invierno de 2010, en un pequeño pueblo del interior de Mallorca, Anna y Marina, dos hermanas que fueron separadas en su juventud, se reencuentran para vender una panadería que han heredado de una misteriosa mujer a la que creen no conocer.
Son dos mujeres con vidas muy diferentes. Anna apenas ha salido de la isla y sigue casada con un hombre al que ya no ama. Marina viaja por el mundo trabajando como cooperante de una ONG.
Mientras intentan desentrañar el secreto que encierra su herencia, tendrán que hacer frente a los viejos conflictos familiares, a la vez que intentarán recuperar los años perdidos.
Esta novela es una historia sobre la amistad femenina, sobre secretos guardados y recetas de pan olvidadas. Pero, sobre todo, es la historia de unas mujeres que aprenden a decidir, con libertad, sobre su futuro.

Yo puedo entender que la autora, con buen criterio, haya optado por dirigirse con este libro a mujeres en torno a los 40 años de edad, ya que según las estadísticas, las mujeres leen más que los hombres y, en rangos de edad, las edades que van desde los 35 a los 55 años no tienen malos índices de lectura. Ahora bien, eso no justifica que los personajes y sus pensamientos sean más propios de una época de la historia que ya queremos dejar atrás que de la actual.

Un ejemplo: se nos presenta a Antonio como a un joven que “ligaba más que sus colegas”, al que las mallorquinas le parecían unas “estrechas” y que “con las guiris era un crack”. Ni mi madre hubiese utilizado ese vocabulario para describir a una persona.
Ni que decir de ciertos episodios sexuales que, aunque se retratan como abusivos, no dejan de mostrar la “virilidad” del hombre. Eso que se describe no es un hombre. Eso es un cabrón en toda regla que está abusando de una mujer. Ya que la autora no lo dice, lo digo yo.
Estoy de acuerdo en que esos perfiles existen. Estoy también de acuerdo en que la autora puede optar por reflejar la realidad tal y como ella la ve. Pero lo que no comparto es la falta de compromiso social de la autora. La vida no es un camino de rosas para las mujeres, lo de “ver, oír y callar” debe acabar para siempre, no pertenecemos a nadie más que a nosotras mismas, y NO, no todas queremos ser madres. No es un instinto natural. Ese instinto es una construcción social y una capacidad biológica. Punto.
Por último, resaltar que la novela tiene personaje boller. No lo sabíamos pero no nos sorprendió. Desde el comienzo de la novela, con la descripción que nos ofrece de la chica en el acantilado, lo vimos venir. Por aquello de la adolescencia “complicada” (o no sé cómo la define). La historia no se aclara hasta bien pasada la mitad de la novela pero, antes de que su madre califique a su hija como “marimacho” ya veníamos leyendo una serie de estereotipos que iban dejando cierto tufillo…
En fin, la novela “Pan de limón con semillas de amapola” es una historia blandita, ñoña. Si te gustan ese tipo de historias, te gustará porque no es mala historia y no está nada mal escrita. Ahora bien, si esperas algo más de la literatura y de escritorxs, entonces, no lo leas. Si ya no encajan en ti los estereotipos con los que nos llevan machacando toda la vida, no lo leas. Si quieres pasar un rato entretenido si preguntarte demasiadas cosas, léelo. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: